Jerusalén
Mar y barco
gaze Jerusalen
Jerusalén

Orando por la paz de Jerusalén. Sal. 122

CARTA PASTORAL

 

 

SHALOM Y BENDICIONES A TODOS LOS AMADOS DEL SEÑOR:

Hemos pasado un maravilloso tiempo de enseñanza que abarca desde la salida de Egipto, PÉSAJ-PASCUA, y este caminar hasta SHAVUOT-PENTECOSTÉS, como está escrito en su Santa Palabra…”LA CUENTA DEL ÓMER”… En VaYikrá-Levítico 23:15-16 para el Omer y 23:17-22 para Shavuot. 15 "Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde (hasta) el día en que traigas la gavilla de la ofrenda mecida ('Tenufah'); contaréis siete semanas completas." 16 "Contaréis hasta el día después de la séptima semana, el día cincuenta, traerás la ofrenda de harina a (HaShem)".

Muchos años después de estos eventos, en la primavera del año 30 de esta era, Yeshúa, el Mesías, «sopla», infunde su propio aliento, su propia respiración; la que lo animó en su andar peregrino y en la entrega final.

Da el Espíritu (Jn 19:30), y con él está creando la nueva condición humana, la nueva humanidad, la de espíritu (Jn 3:6 - 7:39), espíritu de amor y lealtad. Esto sí que es «nacer de nuevo» (Jn 3:1-8). En definitiva, «nacer de Dios» (Jn 1:13).

Una humanidad que queda capacitada para realizarse desde el «hacerse hijos de Dios» (Jn 1:12). Esta configuración filial y fraternal es la máxima expresión de «la verdad que nos hace libres» (Jn 8:31s), porque por medio de ese espíritu los seres humanos quedan «consagrados con la verdad» (Jn 17:17s). Hay un soplo, un aliento, una respiración nueva, que nos permite hacernos a la vida en medio de los avatares de la historia, sin desfallecer, volviendo constantemente a la inspiración primera.

Celebremos Shavuot-Pentecostés como una renovación de nuestra vida de fe en el Espíritu que nos impulsa cada día a la creatividad de una vida en alternativa. Alternativa a todo lo que nos quiera impulsar en sentido contrario a una vida como hijos y hermanos. Siempre habrá vientos en contra y no obstante, y por lo mismo, seguiremos renovando nuestra confianza en la fuerza y en el Espíritu.

Frente a tantos desafíos críticos de nuestra realidad presente en todos los niveles de la vida la tentación a claudicar, a decepcionarnos o a apasionarnos con reacciones violentas, que están a la orden del día, la fuerza del aliento divino nos impulsa a buscar las soluciones desde lo profundo de nosotros mismos, sacar afuera la identidad de un nuevo hombre, de una nueva humanidad, que se anime a realizar gestos nuevos de vida compartida, solidaria, más digna y humana como una ofrenda agradable, viable, vivible, graciable, cercana al Eterno, con IMAGEN Y SEMEJANZA.

 

BENDICIONES.

PR. SHAI SHEMER

CARTAS ANTERIORES

 

PEDID POR LA PAZ DE JERUSALÉN

 

En Salmos 122:6 David escribe: “Pedid por la paz de Jerusalén; sean prosperados los que te aman”.

Cuéntelas y va a tener doce palabras en la traducción española. En hebreo, son sólo cinco: Sha’alú shelom Yerushalayim yishlayu ohavaij. Como veremos más adelante, cada una de estas palabras contiene una verdad.

 

La palabra hebrea sha`alú realmente no se traduce como “oren” sino que significa “pidan, pregunten, o busquen”.
Nosotros preguntamos acerca de aquellas cosas que nos conciernen. Con frecuencia. Dios quiere que usted comparta Su preocupación por Sus hijos, el pueblo de Israel y también por su santa ciudad YERUSHALAYIM.

Hacemos notar los dos pensamientos paralelos en el mismo verso: “Orad por la paz de Jerusalén” y “Sean prosperados los que te aman (Ohavaij)”.

 

JUAN-YOJANÁN 14:23:

Respondió YESHÚA y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará;
y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.


SIGAMOS PIDIENDO, BUSCANDO, ORANDO POR LA PAZ, POR EL SHALOM DE JERUSALÉN.

 

 

Rastrillo solidario

¡todos los domingos!

Encuentran papiro con la mención hebrea más antigua de Jerusalén

31/10/2016

1/9
Please reload

CONTACTO