MONTE CARMELO

 

(En hebreo: הר הכרמל, Har ha'Karmel; en árabe, جبل الكارمل Yabal al-Karmil)

MÚJRAKA – LUGAR DE QUEMAZÓN TOTAL.

El Monte Carmelo tiene forma triangular, mide unos 25 km de largo y alrededor de 8 kilómetros de ancho y su altura máxima de unos 550 m. La ciudad de Haifa está parcialmente situada sobre el Monte Carmelo, como también otras pequeñas ciudades como NesherTirat Hakarmel.

Su nombre viene a decir “Viñedo de Dios” ("Kerem El" en lengua hebrea). En la antigüedad estaba cubierta por viñedos y fue siempre famoso por su tierra fértil.

Fotógrafos y diarios documentaron en 1932 el descubrimiento en el Monte Carmelo, de un esqueleto femenino de neanderthal, Tabun I, uno de los más importantes fósiles humanos descubiertos, hasta ahora. La excavación de Tabun produjo un récord estratigráfico en la región abarcando 600.000 años o más de actividad humana.

Las cuevas ubicadas en el Monte Carmelo fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2012.

Annie Elizabeth Dorothy Garrod (Londres, 5 de mayo de 1892-Cambridge, 18 de diciembre de 1968), fue una arqueóloga británica especializada en el periodo Paleolítico. Fue también la primera mujer en obtener una cátedra en la Universidad de Cambridge, descubrió restos neanderthales y modernos en las cuevas del Carmelo el-Wad, el-Tabun y es-Skhul.

Inspirados en el profeta Elías, durante el siglo XII, un grupo de hombres (probablemente ermitaños cruzados) fundó en el Monte Carmelo la Orden de los Carmelitas.

El lugar llamado Mújraka es identificado como el lugar del sacrificio del Profeta Elías. Situado en el ángulo NE. de la cadena del Monte Carmelo y sobrepasa la llanura de Ysreel en una altura de 482 mt. Una nueva carretera permite al visitador recorrer la distancia de Haifa a Mújraka (cerca de 27 Kmt.) en tres cuartos de hora.

El episodio está expuesto en la Biblia (I Re. 18) en manera dramática; se sitúa durante el reino de la reina Jezabel, hija del rey de Tiro, la cual trató de introducir el culto de Baal en el reino del norte, después de su matrimonio con Acab rey de Israel. El profeta Elías se rebeló en contra de ella, e induce a Acab a reunir el pueblo y los profetas de Baal sobre el Carmelo (I Re. 18, 21) provocando a estos últimos a un desafío de GLORIA Y PODER.

Después del suceso de hacer caer el fuego del cielo sobre el altar, la victoria del profeta sobre los profetas de Baal fue contundente. Elias hace prender a los secuaces de Baal y los degolló próximo del torrente de KISHÓN; particularidad de la cual podemos deducir que el sacrificio fue celebrado, cerca del actual MÚJRAKA (I Re. 18, 40).


La tradición del pueblo de Israel ha aceptado siempre el Mújraka como el escenario de los sucesos arriba citados. El Rabino Benjamín de Tudela (Hebreo:בִּנְיָמִין מִטּוּדֶלָה, /binjaˈmin miˈtudela/) (n. Tudela, Navarra, 1130-1173), viajero y escritor, menciona el lugar del altar de Elías sobre el Monte Carmelo.

Muchos de estos viajeros recuerdan la existencia de un monumento antiguo compuesto de doce piedras.

Muchos cristianos, entre los cuales Carmelitas y otros viajeros a partir del inicio del siglo diecisiete (XVII) han confirmado la presencia de estas piedras. Las doce piedras desaparecieron más tarde entre el año 1770 y el 1850. Sobre el área de la capilla actual, hubo un oratorio construido con gruesas piedras talladas.

Se cuenta que los musulmanes, en tiempos más antiguos, tenían la usanza de frecuentar el oratorio y de encender candelas en honor del profeta Elías.

La construcción probablemente anterior a la cruzada, cae en ruinas y fué sustituida por el edificio actual. (1883).

Los Carmelitas son propietarios del lugar desde hace un centenar de años. La capilla ha sido recientemente modernizada, y un altar de doce piedras, ha sido levantado en recuerdo del precedente, utilizado según la narración bíblica, por Elias para la construcción de su altar.

Descendiendo por la carretera serpentina, que conduce a aquella hacia Megido, se encuentra Bir el-Mansurah, donde se habría sacado el agua del sacrificio.