MONTE SINAÍ

 

Antes que los montes fueran engendrados, y nacieran la tierra y el mundo, desde la eternidad y hasta la eternidad, tú eres Dios.
Salmo: 90:2

 

El monte Sinaí o monte Horeb es una montaña situada al sur de la península del Sinaí, al nordeste de Egipto, entre África y Asia, y es el lugar donde, según la Biblia, Dios entregó a Moisés los Diez Mandamientos. Desde la época de Santa Helena ha sido identificado con Jabel Musa, o Gebel Musa, nombre árabe que significa monte de Moisés, nombre que comparte con otros montes como el monte Musa,

La altura del monte Sinaí es de 2.285 metros y a pesar de lo que se piensa popularmente, no es la máxima elevación ni de la península del Sinaí ni de Egipto, ya que este honor lo ostenta el monte Catalina de 2.407 metros, situado cerca del monte Sinaí.

El monte Sinaí en la Biblia


El monte Sinaí es célebre por su gran importancia en el libro bíblico del Éxodo. Si el actual Gebel Musa es el bíblico monte Sinaí sigue siendo causa de gran controversia religiosa y entre los estudiosos.

En la Torá, el monte Sinaí es también llamado monte Horeb: con este nombre es citado en libro de Reyes como destino de Elías en su huida (1 Reyes 11:19:1 - 11:19:18). También es conocido como el monte de Yahaveh.

Los eruditos hebreos han asegurado largamente que la localización exacta del monte Sinaí era desconocida, dando la razón de que su localización era situada en tierra incógnita. Esto no es de sorprender, ya que es uno de los lugares más significativo en la tradición del pueblo de Israel, especialmente famoso por haber sido el lugar donde Moisés recibió los Diez Mandamientos de Yahaveh.

En tiempos bíblicos, el lugar de la montaña era aparentemente bien conocido, como se aprecia en la descripción del historiador judío Tito Flavio Josefo, también conocido por su nombre hebreo José ben Matityahu o Josefo ben Matityahu (n. 37-38 –Roma, 101), Acampó en la montaña llamada Sinaí, dirigiendo a las multitudes para alimentarlas allá. Está en la más alta de las montañas del lugar y la de mejor pasto, pues la hierba es buena; y no había sido comida antes, a causa de la opinión que tenían los hombres de que Dios moraba allí, y los pastores no osaban subir hasta el lugar. Flavio Josefo, Antigüedades Judías, Libro II, Capítulo 12.Y era conocido en los días de Acab, rey de Israel, como se narra en la historia del viaje de Elías:"Y él se levantó, y comió y bebió, y caminó con la fuerza de esa comida cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios”. 1 Reyes 19.8..
La última mención bíblica del lugar es en el Nuevo Testamento: "Por esto Agar es monte Sinaí en Arabia." Gálatas 4.25.

La posición de la montaña fue evidentemente olvidada posteriormente. Jebel Musa vuelve a identificarse a través de dos monjes que anunciaron haber encontrado la "zarza ardiente" de Moisés, cerca de 300 DC.
Esta zarza está situada, según la tradición, en el monasterio de Santa Catalina, al pie de la montaña. Así el monte Sinaí ha perdurado 1700 años identificado en su actual ubicación y se ha convertido en parte de toda una tradición de visitas y peregrinaciones a lo largo de la historia y hasta nuestros días. El judaísmo enseña que tan pronto como los judíos recibieron los diez mandamientos en el monte Sinaí, fueron odiados por el resto del mundo por haber sido los que recibieron la palabra divina (una situación presentada como un juego de palabras: Sinaí como SINÁ, que significa odio). La zona fue alcanzada por los hebreos el tercer mes del Éxodo. Allí quedaron acampados aproximadamente un año. Ex. Capítulo 12.
Los últimos veintidós capítulos del Éxodo, junto con todo el Levítico y el Libro de los Números Capítulo 1-1, contienen un registro de lo que ocurrió mientras permanecieron en el monte Sinaí. Desde Rephidim (Ex. 17.8-13) los Israelitas viajaron a "el desierto del Sinaí" y acamparon allí "ante la montaña".