Data de 2.000 años de antigüedad y pertenecía a
una noble sármata

 

Un hallazgo espectacular fue descubierto cerca del Mar Negro este verano. 


Al excavar una tumba de 2000 años de antigüedad de una mujer noble sármata, y que milagrosamente no fue saqueada, los arqueólogos hallaron un sello cornalino con letras hebreas antiguas que pertenecían a siglos anteriores a los de la tumba.

UN SELLO JUDÍO FUE ENCONTRADO EN UNA TUMBA DE UNA MUJER GUERRERA RUSA

Los sármatas fueron un pueblo iranio al que Hérodoto ubica en el siglo V aC en la frontera occidental de Escitia, más allá del Tanais, actual río Don. En el siglo III aC, estos avanzaron desde el Cáucaso invadiendo gran parte del territorio que hasta entonces ocupaban los escitas.


Al principio, los sorprendidos arqueólogos rusos pensaron que el sello era fenicio o arameo, pero en realidad es hebreo antiguo, y dice "Elyashib" como los sellos que fueron encontrados en la fortaleza de Arad.

 

La tumba de la mujer, se encuentra en Rostov-on-Don, y estaba repleta de ofrendas funerarias. Las piezas que datan del siglo primero antes de Cristo hasta el siglo primero dC, incluidos platos de madera y una taza en su mano derecha. En sus pies se encontró un cubo de bronce con diseños florales y una cuchara con la cabeza de la Gorgona y de su pelvis salía un frasco de oro con una tapa con contenido fosilizado. Había también cuatro vasos de arcilla en la esquina noreste de la tumba, así como cuchillos, más de cien flechas, un arnés y una espada sin terminar con un mango que mostraba una intrincada incrustación. Pero el hallazgo sorprendente fue la gema tallada que descansaba sobre su pecho, inscrita con letras que eran claramente del antiguo Levante.

 

Versados en antiguas lenguas levantinas, los arqueólogos asumieron que la escritura era fenicia o aramea. Pero las letras son claramente del hebreo antiguo. El objeto inusual fue observado por primera vez por los bloggers arqueólogos Jim Davila y Aviv Benedix, que sospecharon que la escritura era una forma de alfabeto paleohebreo (una rama del alfabeto semítico antiguo abyad y relacionado cercanamente con el alfabeto fenicio). Sus sospechas fueron confirmadas por el Prof. Christopher Rollston de la Universidad George Washington, un experto en epigrafía.

 

El descubrimiento del sello de Elyashib, encontrado en la tumba de una guerrera sármata fue descubierto por un equipo de la Academia Rusa de Ciencias del Instituto de Arqueología, dirigida por Roman Mimokhod.

Los sármatas originarios de Asia Central emigraron hacia el norte hasta los montes Urales entre los siglos sexto-cuarto bC. En el siglo segundo bC, habían conquistado los escitas y la mayor parte del sur de Rusia. Sus mujeres eran conocidas por haber luchado junto a los hombres: algunos estudiosos piensan que son ellas las que inspiraron los cuentos griegos de las amazonas.

El famoso Elyashib

"El texto es en hebreo antiguo. Se dató en el siglo 8vo bC, no más tarde " agrega Rollston, pero tiene una salvedad": La [letra] “shin” no era común en esos tiempos. Lo que la escritura dice es simplemente el nombre "Elyashib," hijo de Oshiyahu, a quien conocemos como el comandante de una fortaleza de Judea. Su nombre ha sido encontrado antes, en otros fragmentos de cerámica, y en no menos de tres sellos, que se encontraron en la antigua fortaleza de Arad. Uno de ellos es aparentemente hecho de cornalina (una especie de cerámica). Las 8 letras Elyashib también fueron encontradas allí y datan del siglo octavo bC.

Entre los objetos hallados en la antigua tumba se encontró una piedra preciosa de Judea que llegó a una colección del Mar Negro y perteneció a una guerrera sármata. La pregunta sigue siendo cómo llegó hasta allí. Los sellos pequeños, bonitos y generalmente tallados en gemas o piedras semipreciosas, fueron coleccionados y comercializados en el mundo antiguo. 
Algunas personas creían que los amuletos mágicos contienen poderes.

Hay muchos sellos de diversos períodos diferentes que se encuentran juntos en varias excavaciones. Este ejemplo, sin embargo puede ser el más lejano que se ha producido, el tiempo y la geografía son sabios, como el sello de Israel en que antecedió a la mujer noble por al menos 700 años.


Foto: Academia de Ciencias del Instituto de Arqueología Ruso

CONTACTO